3 Clases Funcionales Principales de Neurotransmisores

  1. Educación
  2. Ciencia
  3. Biología
  4. 3 Clases Funcionales Principales de Neurotransmisores

Libro Relacionado

Por Frank Amthor

El “jugo” neurotransmisor que salpica desde la neurona presináptica hasta la post-sináptica está formado por moléculas neurotransmisoras. Existe una variedad de diferentes tipos de neurotransmisores, cada uno de los cuales varía en su tipo de efecto y curso temporal sobre la célula postsináptica. Los neurotransmisores se agrupan en tres clases funcionales principales:

  • Neurotransmisores rápidos y excitadores: Los neurotransmisores más importantes son los neurotransmisores rápidos y excitadores glutamato y acetilcolina. Éstos comunican una excitación fuerte e inmediata desde la célula presináptica a la postsináptica. La mayoría de las proyecciones neurales a larga distancia en el cerebro son hechas por axones que liberan glutamato. Todas las contracciones musculares voluntarias son causadas por la liberación de acetilcolina por las neuronas motoras en las células musculares.
  • Neurotransmisores rápidos e inhibidores: Debido a que los grandes sistemas interconectados hechos sólo de conexiones excitadoras tienden a ser inestables y sujetos a ataques (excitación fuerte, incontrolada, sostenida y recurrente), la sutileza y el equilibrio en el sistema nervioso están garantizados por tener conexiones inhibitorias, utilizando los neurotransmisores inhibidores rápidos ácido gamma amino butírico (GABA) y glicina. Los neurotransmisores inhibitorios permiten cálculos como el ganador se lo lleva todo. Por ejemplo, si la mayoría de las neuronas votan que estás mirando a un elefante pero una pareja aquí y allá dice: “Si tiene cuatro patas, también podría ser un burro”, los neurotransmisores inhibidores suprimen el mensaje de “podría ser un burro”.
  • Neuromoduladores lentos que incluyen tanto excitadores como inhibidores: La mayoría de los neurotransmisores rápidos son aminoácidos (aparte de la acetilcolina). Los neurotransmisores moduladores incluyen aminas biogénicas, como la dopamina y la serotonina, y pequeñas proteínas como la somatostatina, la sustancia P, las encefalinas, o químicos orgánicos llamados catecolaminas, como la epinefrina y la norepinefrina. Las acciones de estos transmisores son más parecidas a las hormonas, produciendo cambios lentos pero duraderos. Piense en su acción como el establecimiento del “estado de ánimo” dentro del cerebro como un fondo para lo que los neurotransmisores más rápidos están haciendo en escalas de tiempo más cortas. Por ejemplo, usted podría estar descansando tranquilamente mientras digiere una buena comida (lo cual es una buena idea) cuando una tormenta eléctrica golpea, provocando la liberación de norepinefrina, el neurotransmisor de lucha o de fuga. Su acción detiene la digestión y otros procesos homeostáticos internos a favor de aumentar su pulso y presión arterial y desviar el flujo sanguíneo a los músculos en preparación para moverse rápidamente hacia la seguridad.

Se cree que algunos neurotransmisores se han originado evolutivamente como hormonas. Las hormonas son típicamente secretadas en el torrente sanguíneo donde influyen en las células que son receptivas a ellas en todo el cuerpo. Los neurotransmisores, liberados por axones, parecen haber sido una forma en que los sistemas nerviosos evolucionaron de tal manera que una célula pudo hablar específicamente con unas pocas células más, algo así como susurrar un secreto a unos cuantos de tus mejores amigos en lugar de gritarle noticias a todo un auditorio.

Leave a Reply