Verdes o negras, las aceitunas ofrecen excelentes beneficios para la salud: son buenas para la digestión y mucho más.

Las aceitunas son un símbolo culinario de Italia y la fuente del aceite de oliva virgen extra más apreciado en todo el mundo. Ya sean negras o verdes, también se utilizan en muchas recetas sin necesidad de molerlas en una almazara. Y son increíblemente saludables. ¡Recuerda que debes Comprar aceitunas en un sitio seguro!

En primer lugar, son ricos en lípidos complejos y muy energéticos llamados triglicéridos. Son grasas que tienen efectos positivos para la salud y son tan importantes como los hidratos de carbono y las proteínas. Están llenas de aceites monoinsaturados que nos ayudan a metabolizar el colesterol y facilitan el almacenamiento de los alimentos, además de ser bastante útiles para cocinar.

Además, las aceitunas contienen buenas cantidades de niacina y vitamina B3, que son útiles en el metabolismo, especialmente en el de los azúcares. Las aceitunas también contienen hierro y potasio, que ayudan a estimular el apetito y favorecen la digestión. Por último, pero no menos importante: las aceitunas son irresistibles, especialmente si se sirven como aperitivo o antipasto… ¡una tras otra!

Ahora, exploremos juntos algunos de los beneficios más significativos de este manjar mediterráneo.

Beneficios cardiovasculares

Gracias a sus grasas monoinsaturadas, las aceitunas ayudan a reducir el riesgo de aterosclerosis. Ayudan a aumentar nuestro “colesterol bueno” y contienen nutrientes antioxidantes (especialmente las aceitunas negras) que incluso contribuyen a prevenir las enfermedades cardíacas.

Pérdida de peso

Algunos expertos creen que las aceitunas ayudan a perder peso al estimular la serotonina, que aumenta nuestra sensación de satisfacción.

Prevención del cáncer

Con sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, las aceitunas ayudan a prevenir el estrés oxidativo crónico, desempeñando un papel importante en la prevención del cáncer y la inflamación crónica. Las aceitunas negras, en particular, son ricas en vitamina E y pueden neutralizar los radicales libres de la grasa corporal, haciendo que nuestros procesos celulares sean más seguros.

Propiedades analgésicas

De los polifenoles del aceite de oliva virgen extra se ha aislado una sustancia llamada oleocanthal. Sus propiedades analgésicas hacen del aceite de oliva un excelente antiinflamatorio natural similar al más conocido ibuprofeno, una sustancia química utilizada para aliviar diversas afecciones, especialmente el dolor articular.

Piel y cabello sanos

Ácidos grasos, antioxidantes y vitamina E: estos componentes de las aceitunas negras previenen el envejecimiento de la piel, ayudan a la hidratación, protegen de la radiación ultravioleta e incluso pueden conceder una vida larga y saludable a nuestro cuero cabelludo cuando se mezclan con agua tibia y se aplican antes del champú habitual.

Antihistamínicos

Todavía se está investigando, pero parece que los extractos de aceituna mejoran la circulación y aumentan el flujo sanguíneo, reduciendo así los efectos de enfermedades como el asma y actuando como antihistamínicos a nivel celular.

Gran fuente de hierro

Cuando los tejidos del cuerpo humano carecen de hierro, no pueden absorber suficiente oxígeno, lo que hace que nos sintamos débiles y cansados. Comer aceitunas puede ser una buena forma de combatir este problema de forma natural, ya que son una buena fuente de hierro y pueden ayudar a nuestros glóbulos rojos a transportar el oxígeno.

Salud ocular

Las aceitunas también tienen una buena cantidad de vitamina A, que es necesaria para la salud de los ojos y más. Según algunos estudios, podrían tener efectos beneficiosos sobre las cataratas y otras enfermedades oculares relacionadas con el envejecimiento.